No hay ninguna entrada. Mostrar todas las entradas
No hay ninguna entrada. Mostrar todas las entradas

AMOR MALDITO (3)

Eira, a pesar de no sentirse totalmente recuperada de la neumonía que padeció, no podía conciliar el sueño. Afuera se escuchaba el vi...